La isla misteriosa.

el globoFinalmente he leído La isla misteriosa gracias a un amigo que me lo ha enviado. Como ya dije antes, este libro continúa la historia del Capitán Nemo en Veinte mil leguas de viaje submarino, pero ahora los protagonistas son un grupo de prófugos de la Guerra Civil norteamericana. Esta fue una guerra entre los ejércitos del Sur de los Estados Unidos, que querían mantener la esclavitud, contra los del Norte que querían abolirla. Los prófugos, que eran del Norte, escapan en un globo destartalado que los del Sur querían utilizar para espiar a las tropas contrarias desde el aire.

El grupo estaba formado por un ingeniero, un marino, un muchacho, un periodista, un negro que había sido esclavo del ingeniero y el perro Top. Aprovechan que una tempestad retrasa el lanzamiento del globo y se suben, desatan las amarras y se van en medio de rayos, truenos, viento y oscuridad. Intentan ir hacia el norte, pero en una tempestad y con un globo destartalado lo lógico es que se perdieran. Y eso fue lo que pasó, y el grupo fue a parar a un lugar deshabitado y desconocido.

la-islaDespués de refugiarse en unas cuevas que llaman las chimeneas, se dedican a explorar y a buscar comida. Al subir a lo alto de un monte se dan cuenta de que están en una isla, a la que dan el nombre de Isla de Lincoln. A partir de ese momento, empiezan a pasar cosas muy extrañas que, de algún modo, siempre les viene bien. Parece como si alguien velara por ellos. Un día los atacan unos piratas y de pronto el barco explota; otro día se enferma el muchacho y a la mañana siguiente aparece junto a ellos el medicamento que necesitaban. Unos piratas que se salvan cogen prisionero a uno de ellos, pero de pronto aparecen muertos sin otra señal que un puntito rojo.

Poco a poco, y con ayuda de estos sucesos misteriosos, el grupo va “colonizando” la isla. Al final, ya tenían de todo: un corral con cabras, un pequeño barco y campos de trigo. También aparece uno más en el grupo, Ayrton, un miembro de la tripulación del Duncan, el barco en el que Los hijos del capitán Grant buscaban a su padre. Finalmente, todos los misterios se aclaran porque aparece el personaje oculto que los ayudaba, y que era, nada más y nada menos que… ¡el Capitán Nemo! En esta novela, Julio Verne nos desvela todos los secretos y misterios que rodean al famoso Capitán, pero no os los voy a contar para que os animéis a leerla. Este libro nos enseña que los hombres pueden prosperar siempre que se esfuercen y utilicen sus conocimientos trabajando juntos… aunque una “ayudita” nunca viene mal.

portada

Anuncios

Los tres mosqueteros

3espadasHace un tiempo me leí Los tres mosqueteros. Esta es una novela de la que se han hecho un montón de películas. En casa tenemos una con Mickey, Donald y Goofy . En todas se repite una y otra vez aquello de “todos para uno, uno para todos”, frase que solo aparece una vez en el libro.

En él se cuenta la historia de un joven gascón llamado D’Artagnan, que se va a París con la intención de ser un mosquetero, que era la guardia real de Luis XIII. Todo comienza en 1625. Al salir, D’Artagnan solo contaba con 20 escudos y un caballo naranja. Llevaba una carta de recomendación para poder ser mosquetero, pero se la roban después de un duelo en una posada cerca de París.

Sin la carta, con lo único que cuenta para demostrar que puede ser mosquetero es con su habilidad  con la espada. Y la demuestra cuando conoce a Athos, Porthos y Aramis, tres mosqueteros con los que también se reta a duelo y que terminan siendo sus grandes amigos. Con ellos no llega a batirse porque los detienen los guardias del Cardenal Richelieu. Acto seguido se pusieron los cuatro a luchar contra la guardia del Cardenal, que era un conspirador. En la pelea los mosqueteros ven lo bien que manejaba la espada D’ Artagnan y deciden que se una a ellos. Juntos tienen un montón de aventuras, luchando por la reina de Francia, Ana de Austria, que era española. ¡Qué cosa, tres países en una sola persona!

Esta parte es la que más me gustó y me recuerda que yo también conocí a varios amigos del cole peleándome con ellos al principio. Otra parte que me hizo reír fue cuando Athos salió de una bodega en la que estaba prisionero y D’Artagnan le preguntó si estaba herido. “¿Herido? ¡Borracho es lo que estoy!” Athos era un buen bebedor, pero no era el único que bebía en esta historia.

Este libro te hace reír varias veces y también tiene partes románticas, pero lo que más tiene es aventuras, intrigas y peleas. Se lo recomiendo a quien le gusten estas cosas y no le tenga miedo a setecientas páginas. En todas ellas, Dumas nos enseña lo que es la amistad.

LOS TRES MOSQUETEROS V01.1[1]