Los personajes de Mr. Samuel Langhorne Clemens

Hoy no voy a hablar de un libro, ni de una película. Hoy vamos a conocer a algunos de los personajes del magnífico escritor Mark Twain, cuyo nombre verdadero era Samuel Langhorne Clemens.

Primero os hablaré de un neoyorkino como cualquier otro que, un buen día, sin saber cómo, se ve llevado hacia atrás en el tiempo, hasta… ¡la época del rey Arturo! Para volver a casa, el pobre yanqui no tiene más remedio que ir en busca de gloria para que Arturo y Merlín le dejen regresar. En este libro hay muchas partes cómicas, como cuando el protagonista se libra de morir en la hoguera gracias a un eclipse  total de sol. El rey Arturo casi se muere al ver que hasta el sol obedecía a aquel mago increíble. Ya sabemos que el método del eclipse es un clásico para engañar a incas y caballeros.

un yanki

Al principio el yanqui tenía miedo pues no sabía nada de aquella época y muchas cosas le impresionaban, como los vestidos que usaban, o el poco sentido de la justicia y de la economía que tenían. Pero al cabo del tiempo, el yanqui comienza a utilizar los conocimientos que tenía para dejar embobados a la gente. Por ejemplo, hace el primer periódico, construye un teléfono y hasta les enseña a usar pistolas, y otras cosas por el estilo. En fin, la historia de un personaje anacrónico, como mi padre jugando al Pro Evolution Soccer.

En otro de sus libros M.T. nos cuenta sobre un príncipe y un mendigo, que son muy parecidos, como dos gotas de agua, y que se intercambian los papeles. Eso es lo que le pasa a Tom Canty y al príncipe Eduardo. Cada uno se ve metido en la complicada situación del otro. Canty pensaba que ser príncipe iba a ser muy sencillo, pero ya desde la primera mañana en este papel se da cuenta de que no va a ser nada fácil porque era muy aburrido: solo para vestirse tardó más de una hora. Por su parte, al príncipe Eduardo le costó acostumbrarse a los harapos y a la sucia cama, que no era más que un montón de paja. Tuvo que mendigar y soportar los azotes de su padre y aprendió que había personas que no tenían nada mientras él lo tenía todo. En fin, la típica historia sobre los caprichos del destino.

tomSawyer02

De los otros personajes que os quiero contar es de Tom Sawyer y su amigo inseparable Huckleberry Finn, mis favoritos. Tom es un niño revoltoso, pillo, que no puede hacer otra cosa que vivir aventuras. Era muy supersticioso, creía en cosas raras como que se podían quitar las verrugas llevando un gato muerto al cementerio, o que moriría si un perro aullaba por la noche mientras le miraba. Tenía novia, aunque no le daba mucha importancia porque prefería estar con los chicos, como su amigo Huckleberry. Huck era un increíble ladronzuelo huérfano, bueno no del todo huérfano pues tenía padre. Vosotros diréis: “vaya, pues al menos si tiene padre debe estar contento”, pues todo lo contrario. Era un padre que le pegaba, le insultaba y encima estaba borracho siempre que podía. Huck tiene que escapar de casa y de ahí surge la historia de todas sus aventuras. A Tom y a Huck les encantaba la libertad, y con esto me refiero a que querían hacer cosas como pescar, nadar o navegar por el río sin que nadie les dijera: ¡eh tú, a la escuela! A pesar de ser un poco holgazanes, yo creo que eran buenos chicos y que solo querían divertirse.

Mark-Twain

Be good and you will be lonesome

Hasta aquí lo que os cuento de los personajes de los cuatro libros que me he leído de Mark Twain, un tipo increíble al que, gracias a mis habilidades youtuberas, podéis ver en su casa en 1909 un año antes de su muerte, y ¡filmado por Thomas Alva Edison!

Anuncios

4 pensamientos en “Los personajes de Mr. Samuel Langhorne Clemens

  1. Hola Capitán!, me ha encantado tu blog y en especial este post sobre Mark Twain, mi autor favorito de pequeña. Con un escrito sobre las Aventuras de Tom Sawyer gané un concursillo literario local que hasta ahora ha sido mi única victoria en estas lides. Cuando crezcas sabrás lo bien que sabe recordar estas cosas. Pues nada capitán, mucha suerte en este viaje submarino, seguiremos intentando avistar tu Nautilus, aunque sea con un viejo periscopio.
    Buena mar
    Yenima (más de Salgari que de Verne)

    • Gracias Yenima, pero no hace falta que utilices un viejo periscopio, como te has hecho seguidora te avisarán por correo cuando ponga una entrada. 😉 Yo también soy más de Salgari que de Verne.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s